Mi corazón le pertenece a 3 hombres

Publicado el 12 de mayo del 2017 a las 07:17:19 en la categoría Reflexiones por Alondra García Viveros










Sí, mi corazón le pertenece a tres hombres completamente distintos, con un carácter y forma de ser totalmente contraria a la mía.

Cada uno de ellos es parte esencial en mi vida, si alguno me falta, yo no puedo estar completa.

Tienen edades distintas, entre ellos y yo hay de 5 a 13 años de diferencia, pero eso no es impedimento, nuestra relación es mucho mejor que cualquier otra, con los tres me entiendo perfectamente, con los tres me siento bien y en los tres confió.

Es verdad que algunas veces tenemos nuestras diferencias y peleamos pero al final todo resulta miel sobre hojuelas.

Siempre que los necesito están para mi, no importan las circunstancias, me quieren y me aceptan tal y como soy, pese a que dos de ellos ya son padres, siempre me ven como su princesa.

El mayor de los tres tiene 35 años, es un hombre muy trabajador del cual me siento inmensamente  orgullosa, siempre tiene la mente ocupada en tantos y tantos proyectos, tiene dos hijos maravillosos los cuales son su más grande tesoro, es de un corazón muy noble pero también de carácter fuerte, se enoja con facilidad, le gusta mucho el fútbol y ayuda a las personas que se encuentran a su al rededor. Lo veo muy poco, pues el trabaja y yo vengo a la Universidad, solo los fines de semana lo veo y  es así como pasamos tiempo juntos.

El segundo de esos tres tiene el corazón más tierno que he conocido, nunca se enoja, siempre da amor y brinda confianza, trabaja mucho, es un ser muy tierno y cariñoso, bromista y con el mejor sentido del humor, siempre está contento.

Y el último no menos importante es totalmente contrario a mi, tiene un carácter fuerte, es difícil y le cuesta mucho trabajo confiar en las personas, es igual de trabajador que los otros dos, le gusta mucho cuidarse y hacer ejercicio, es perfeccionista y quiere que todo le salga bien siempre y a la primera , a veces peleamos mucho pero al final encontramos la manera de arreglar las cosas, pues vivimos juntos y si estamos peleados no pasa de dos horas para estar bien nuevamente.

Pese a que son tan distintos a mi en todos los aspectos no los cambiaría por nada del mundo, pues los tres me dan esa fuerza todos los días, los tres son mi motor y mi ejemplo a seguir, los tres están orgullosos de mi y a los tres los amo con la misma intensidad y por los tres daría mi vida si fuera necesario.

Sé que quizá algún día  pueda encontrar a un cuarto hombre en mi vida, aquel que complemente el amor de esos tres maravillosos seres, aunque deben saber que aunque ese cuarto hombre llegue, mi corazón es completamente suyo.

Hoy unicamente puedo agradecer a Dios y a una mujer, la mujer que nos dio la vida y a la que los cuatro llamamos mamá.


Comentarios