No hay duda de que unos de los protagonistas más populares en el flipped learning son los vídeos o píldoras educativas basados en una presentación o captura de pantalla.

Hay bastantes herramienta gratuitas para capturar la pantalla de tu ordenador, entre las que destacan JingScreencast-O-Mastic, que además son gratuitas (en el caso de Screencast para grabaciones de hasta 15 minutos).

Entre estas dos, consideradas las mejores, yo me decanto por Screencast esencialmente porque nos permite grabar simultáneamente a la persona que está hablando delante del ordenador a través de la webcam, y mostrarla superpuesta a la pantalla capturada, en un cuadro discretamente dispuesto en una esquina del vídeo.

En este sentido, Screencast resulta perfecta cuando simplemente queremos crear pequeños vídeos o píldoras educativas sobre una presentación, vídeo, página, herramienta Web, etc., pero tiene el inconveniente de que no permite ningún tipo de edición sobre su contenido. No obstante, si se desea crear vídeos de mayor duración y disponer de un sencillo pero potente editor de vídeo, entre otras mejoras, la versión de pago es una excelente y recomendable opción (15$/año o 30$/3 años).

En el caso que deseemos una mayor potencia y flexibilidad para crear y editar vídeos que incluyan elementos multimedia o secuencias de vídeos grabadas con diferentes dispositivos (cámara, móvil, tableta…), y permitan introducir un texto o ilustrar con diapositivas y animaciones, mi recomendación es recurrir a una fantástica herramienta como Camtasia, en el caso de Windows, o Screenflow en el caso de MAC. Ambas son de pago, pero se trata de excepcionales y completas herramientas orientadas a la creación de vídeos educativos, sin la complejidad de uso de otros editores más profesionales. Además, ambas herramientas incorporan también la citada posibilidad de grabar simultáneamente vídeo desde la webcam.

Aunque sólo dispone de versión para iPad/iPhone, no puedo dejar de citar Touchcast, una excelente herramienta gratuita que os sorprenderá.

En cualquier caso, todas ellas destacan por la sencillo que resulta crear una píldora educativa basada en una presentación o captura de pantalla y el vídeo de una persona hablando en la webcam. Animaos a probarlos.

FUENTe


Comentarios