El paradigma de un sueño (¿Educativo?)

Publicado el 16 de agosto del 2017 a las 05:14:07 en la categoría Educación por Ramón Aragón Mladosich










ing_sin_comunicacion0ra11

Somos lo que vivimos. Somos lo que sentimos y comunicamos.

El ser humano no puede estar encerrado, alejado del mundo, sin contacto con nadie, ajeno a las  noticias, ensimismado en un mundo único y finito.

El hombre es un ser social por naturaleza (Aristóteles) . En la frase de Ortega solemos olvidar  la segunda parte «Yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella no me salvo yo» (Meditaciones del Quijote, 1914).

Sociedad, circunstancias… relaciones que definen a la persona y la conforman.

En Educación ,en la última década, se han producido cambios importantes que han traspasado las puertas de las aulas, verdadera sala de máquinas del  cambio educativo, sobretodo gracias a las tecnologías de la información y la comunicación y las redes sociales.  Y , en muchos casos, las puertas se han abierto “desde dentro”, involucrándose el profesorado en metodologías activas más acordes con los retos del siglo XXI .

En una conferencia de Tom RudmiK que nos hablaba de su proyecto y el “conocimiento profundo” utilizó el siguiente vídeo

Recurriendo al símil escaleras/educación es fácil hacer comparaciones e imaginar lo que está ocurriendo a día de hoy en las aulas.

Muchas de ellas ya están innovando, creando nuevos escenarios de aprendizaje: Proyectos integrados, microproyectos, ABN , Proyectos Lingüísticos de Centro, PLE,  Flipped Classroom, gamificación …  Y ,a la vez, modificando metodologías y estrategias basadas en las emociones, centradas en el alumnado y sus habilidades personales, organizadas en torno al trabajo en grupo y su proyección más allá del aula.

Los que nos movemos en esta onda consideramos este  cambio como imparable, a la vez que necesario para que realmente haya un cambio definitivo en los planteamientos educativos y , en muchos casos, lo demostramos con nuestro trabajo. Los que estamos en este círculo nos comunicamos por las redes y difundimos nuestras ideas y proyectos.

Pero los cambios en el aula para que sean duraderos y efectivos  necesitan de tiempo y reconocimiento y , desgraciadamente, de estabilidad institucional. Y digo desgraciadamente porque a las instituciones les importa bien poco la Educación.

Roser Batllé en una entrada sobre liderazgo hablaba de “Buena gente con chispitas” , y , ! ojalá me equivoque!  pero toda esta auténtica revolución puede ser un sueño si no se modifican de raíz  las estructuras del sistema:

*Formación inicial  del profesorado : Una universidad del siglo XXI

*Formación permanente: En centro, por proyectos y con sentido.

*Nuevo modelo de acceso basado en la práctica, las competencias personales y profesionales y las actitudes.

*Nuevos modelos curriculares: Abiertos, flexibles y relacionados con los entornos inmediatos.

*Metodologías activas y participativas.

*Direcciones profesionales y , al mismo tiempo,  emprendedoras.

*Centros diseñados estructuralmente para trabajar pedagogías del siglo XXI

*Eliminación de la inspección como cuerpo fiscalizador.

*Creación de vías de comunicación con la administración fluidas y eficaces.

Con estas condiciones seguramente el cambio se consolidaría y no seria solamente el “ingenio” de gente con chispitas.  Ya sabemos como se puede hacer, ya lo hemos practicado y sabemos que funciona, creo que ha llegado la hora de consolidar lo bueno que se hace en muchas aulas y que el cambio de paradigma educativo no sea solo un sueño.

miguel san michel

En el Mont Saint Michel las mareas se alejan de la costa y se pierden en el horizonte. El regreso del agua suena como caballos que se acercan y , en pocos minutos, el agua lo invade todo.

FUENTe


Comentarios