La realización de un trabajo propio es una gran satisfacción, el hecho de dedicar tiempo y constancia a un ensayo o investigación no es fácil, el trabajo que hice fue un ensayo sobre el uso de una herramienta TIC en una revista educativa digital; cuando termine el ensayo me sentí muy bien, porque dedique horas extra; con hambre sueño y desesperación, desde ese momento supe que no sería fácil pero valdría la pena. Sólo faltaba esperar... tengo que admitir que pensé que no me aceptarían porque mis compañeras me decían que a ellas ya las habían aceptado y yo pensaba... muchas cosas negativas, cuando vi la aceptación me emocione mucho, tenía miedo porque no sabía que aventura me esperaba y aunque mis maestros y mi familia me decían que todo estaría bien, no lograba estar convencida. 

Cuando iba camino a la Ciudad De México no podía evitar sentir emoción, felicidad y ansiedad. Cuando entre a la escuela y comencé a notar lo grande que era  me comenzaron a temblar las piernas y tenía mucha ansiedad, logre encontrar a mis compañeras lo que me tranquilizo mucho, me fui a registrar , espere a que pasaran mis compañeras... cuando escuche mi nombre sentí increíble; se fueron los nervios, todo marchaba bien, hasta que ¡Pum! se descompuso el apuntador, por un momento sentí pánico, pero luego recordé que un maestro me dijo que para todo había solución que no me desesperara, así que comencé a indicar que las pasaran, ¡Wow! les juro que el estar hablando de lo que te apasiona e interesa con la gente y notar que te ponen atención es hermoso, además de que aun que lo ensayes muchísimas veces, es diferente cuando estás ahí, a pesar de que tuve algunos errores, me siento orgullosa del proceso y la experiencia que viví, de conocer a nuevas personas, nuevos lugares que dejaran una huella en mí. Estoy muy agradecida con las personas que me apoyaron en el proceso, estoy consciente de que aún me falta mucho camino que recorrer y que me falta crecer mucho, pero vamos poco a poco. 


Comentarios