De ser público a ser ponente (mi experiencia en el congreso CIAMTE 2017)

Publicado el 13 de septiembre del 2017 a las 06:03:20 en la categoría Reflexiones en el Blog por Ismerai Seseña Herrera










Las oportunidades no son producto de la casualidad, mas bien son resultado del trabajo.

-Tonatihu

Hola soy Ismerai estudiante de la Licenciatura en Educación y quiero contarles sobre la experiencia que tuve en mi primer congreso el día 06 de septiembre del 2017 en la ciudad de México…

Bueno por mi mente jamás paso la idea de hacer un trabajo de investigación, de utilizar excel, elaborar un cuestionario, hacer graficas de radar, realizar conclusiones y un sinfín de cosas que se deben de preparar para un trabajo de investigación, de hecho, ni siquiera pensaba en participar como ponente dentro de un congreso, hasta ahora, gracias al profesor Ramón Aragón fue que llegue al CIAMTE 2017, la verdad al principio no quería, se me hacía mucho trabajo y quería dedicarme a otras cosas personales que tenía pendientes, pero por ‘’X’’ o por ‘’Y’’ acepte, lo cual trajo a mi vida muchas sorpresas, cosas que desconocía, esta oportunidad cambio completamente mi panorama y rompió una parte ‘’cuadrada’’ de mí, ya que por primera vez fui expositor y no público, en fin…

¿Hacer un trabajo de investigación es fácil? Yo pienso que sí y no, depende de que tanto te gusté el tema, creo que disfrute cada momento durante este proceso, uno de ellos fue el reto de elaborar un cuestionario, sí que fue agotador porque nunca había hecho un instrumento de evaluación, pero sobre la marcha y con las sugerencias del maestro pude lograrlo, otra parte importante fue el aprender a redactar, ya que aun a estas alturas del partido me sigue fallando, después de terminar el trabajo y enviarlo, al segundo llego la inquietud al no saber si mi trabajo era aceptado o rechazado pero cuando recibí el correo con la carta de aceptación, grite como una loca de la emoción y después empecé a preocuparme por donde me hospedaría, como iba a llegar a la universidad de Zaragoza, arreglar el vestuario…

Pero eso no fue todo mi parte favorita fue hacer la presentación y los ensayos, porque te das cuenta de que en lugar de llegar a una milla logras alcanzar tres, fueron más de 25 horas de ensayos fuera del horario de clases, en donde llegaba un momento en el que quería llorar, gritar, tirar la toalla y olvidarme del congreso, pero ahora entiendo que cada esfuerzo tiene su recompensa, porque gracias a esos ensayos en donde prácticamente deje lágrimas, sudor, estrés, miedo y nervios,al llegar el día de mi presentación pude controlarme, no lo hice excelente porque aún tengo mucho que mejorar pero para ser la primera vez me gustó mucho, claro que todo tiene su lado malo, se dieron situaciones para las cuales ya iba mentalizada con la frase: ‘’prepárese para lo peor’’ pero fuera de eso, y aun a pesar de los errores que se cometieron; que te presenten como la maestra Ismerai, cuando ni siquiera tienes tu título y apenas te encuentras en el tercer semestre de tu carrera se siente increíble. ¿volvería asistir a un congreso? Por supuesto que sí, esto es como un campo en donde debes de sembrar hasta terminarte tus semillas para después recoger el fruto.

La mayor satisfacción fue poder lograr un cambio en mí en todos los aspectos y también ver el rostro de mi madre y mi padre donde me demostraron lo orgullosos que estaban, ya que siempre cuento con su apoyo tanto económico como emocional y moral.

¡Muchas gracias profesor Ramon Aragon Mladosich por enseñarme a confiar en mí, soportarme y no desesperarse, ayudarme a mejorar y estar preparada!


Comentarios