Maestros de nivel básico, ¡mis respetos!

Publicado el 19 de septiembre del 2017 a las 10:04:11 en la categoría Reflexiones en el Blog por Ismerai Seseña Herrera










“La tarea del educador moderno no es cortar selvas, sino regar desiertos.”

C.S. Lewis

El día 14 de septiembre mis compañeras y yo visitamos el Jardín de Niños Ernesto Guraieb Shible, ya que dentro de este tercer semestre llevamos una materia que se llama: Competencias Docentes, la cual es impartida por la maestra Ventura Servín Lance.

Bueno, la visita tenía un propósito el cual era observar las competencias que debe de tener un docente de nivel básico, las cuales vimos en teoría y queríamos compararlas en la vida real, al entrar al Jardín de Niños lo primero que observamos fue una clase de educación física con los alumnos de tercer año y la verdad déjenme decirles que la maestra de educación física tenía que estar cambiando los juegos para los pequeños cada 10 o 15 minutos además de que su actitud con ellos era muy comprensiva, realmente es un trabajo agotador, porque a esa edad los niños son demasiado activos, brincan, corren, saltan, se caen, ríen, lloran…

Después seguimos observando y cada vez me sorprendía más, nunca me imagine que tuvieran diferentes actividades como cantos y juegos, computación, educación física, un departamento psicológico y hasta una biblioteca escolar en donde sus tiempos son de media hora claro que cada maestro debe de llevar una planeación (las cuales son semanales), pero dejando a un lado lo académico me gustaría hacer una valoración al trabajo de un maestro de nivel básico porque son los que más dejan huella en sus alumnos…

¿Qué es lo que hace un docente de nivel básico?

Como maestros, deben de tener una batería recargable todo el tiempo para poder estar siempre activos, ser demasiado pacientes, su aspecto siempre debe mostrar confianza, moderar su tono de voz para que no sea agresivo a los pequeños, entender que son niños no adultos para no forzar su desarrollo, jugar con ellos, detectar problemas ya sea en casa, déficits, crear materiales didácticos y atractivos para que los niños entiendan, usar un lenguaje un poco informal para que ellos a su corta edad logren entender.

Con los pequeños deben enseñarles valores, costumbres, hábitos de todo tipo ya sea a la hora de la comida, que aprendan a usar los cubiertos, dejarlos ir solos al baño o explicarles cómo ir al baño, enseñarles los momentos para aprender, comer y jugar, deben de lograr formar personitas paso a paso.

Y todavía la tarea aún más fuerte es intentar concientizar a los padres, para que asistan a las juntas, cuando los manda a llamar la directora, revisar el calendario para suspensión o juntas de consejo técnico, que estén al pendiente de sus hijos, presentarse a festivales y que no olviden que son personitas dependientes por completo de ellos, ya que el trabajo logrado en la escuela lo derrumban en la casa.

Pero a pesar de las dificultades que se les presentan siguen adelante con sus pequeños es una lucha diaria y yo lo observe el ser un maestro de preescolar, de kínder, de primaria es entregarle tu vida por completo a tus estudiantes, es por eso que ¡mis respetos para ustedes y la entrega a su trabajo!

Y tú, ¿Qué opinas al respecto?


Comentarios