¡Que no le digan, que no le cuenten con el dinero de los partidos!

Publicado el 28 de septiembre del 2017 a las 04:42:53 en la categoría Reflexiones en el Blog por Ventura Servín










Aunque en estos momentos que estamos viviendo hay muchas cosas de las que hablar, y lo haremos, quisiera empezar con el tema del dinero que los partidos políticos pretenden hacernos creer, están donando para la reconstrucción de las zonas dañadas tras los sismos de septiembre.

Lo primero es que dejen de estarse adjudicando la autoría de la idea. Esto no se le ocurrió a ningún político. La primera persona que públicamente sugirió la idea fue la periodista Fernanda Familiar @qtf en su programa de radio “Qué tal Fernanda”, desde la semana pasada, cosa que se puede comprobar escuchando los audios y en redes sociales.

Entonces primer tache a quienes quieren adjudicarse la idea. Segundo asunto a pensar, si un partido, como ya ocurrió, renuncia a la asignación presupuestal, el INE tiene la posibilidad de regresar ese dinero que digamos no se usó para lo que está etiquetado, no hay garantía de cómo ese dinero va a llegar a la reconstrucción. ¿Tendría que crearse un Fondo? ¿Quién lo administraría? ¿Existen las regulaciones pertinentes?

Si otro partido dice que lo donará pero administrándolo a través de un fideicomiso ¿Eso el legal? ¿No sería desviación de recursos etiquetados?

Ahora bien, el dinero del que se está hablando es del que resta de este año. Para que el dinero de la asignación para campañas del 2018 pueda “donarse” tiene que haber una reforma en la Constitución. En nuestro país es un hito que en las campañas pueda legalmente existir dinero aportado por el sector privado, se supone que sólo deber ser dinero público (de los impuestos que los ciudadanos pagamos) para garantizar la transparencia y que no se use dinero de intereses creados….cosa que siempre ha parecido dudosa.

Para lograr esa reforma tendría que ser súper express, tomando en cuenta que al ser constitucional, al menos 16 congresos locales tendrían que aprobarla para que entre en vigor. Y la cuestión es que el proceso electoral del 2018 inicia en octubre de 2017. Es decir, ¿será posible que el dinero de las campañas del próximo año se vaya a la reconstrucción?, tomando en cuenta que los diputados ni están sesionando, que todos los partidos se pongan de acuerdo.

Usted qué opina ¿no se escucha cómo atole con el dedo? O aplica el dicho no se puede chiflar y comer pinole al mismo tiempo. Causa repulsión aprovecharse de la tragedia para hacer política.


Comentarios