Reflexión de casos de extradición.

 

                                                 En la actualidad nos encontramos en un mundo globalizado, en donde nos enfrentamos a una era de comunicaciones, en donde la información viaja de una manera muy rápida, en especial por la creación de las redes sociales, ya que podemos conocer lo que acontece a nuestro alrededor. Dicho lo anterior, entendemos que, al momento de obtener las noticias al instante podemos darnos cuenta de lo que sucede en nuestro mundo y los problemas que dañan al planeta. Por tal motivo, en éstos días han sonado mucho los temas de delincuencia por ello la obtención de justicia ha sido un tópico clave, por ello es necesario que los Estados cooperen entre sí para poder enfrentar la delincuencia de una manera más pronta y expedita, debido a que un solo país por sí mismo ya no puede encararla como lo es el tema del narcotráfico, el cual es una situación que cada vez se incrementa de una peor manera y lo cual hace que surjan olas de violencia alrededor del mundo.

                                                 El Estado Mexicano se encuentra en una crisis, debido a su incapacidad de resolver los problemas de delincuencia, además de la ineficacia del mismo para dar justicia a las personas afectadas.

                                                 La problemática que existe, en materia de extradición nacional, es que los individuos que se encuentran como aspirantes a la posible extradición, tienen reservas e inclusive miedo y obviamente preocupación de enfrentarse a la justicia extranjera, debido a que se lleve el proceso a manos de tribunales extranjeros, ya que esto es debido al desconocimiento del mismo, lo cual llegan a considerar como una desventaja a pesar de la existencia de los Tratados Internacionales. Además de las razones evidentes como son: el idioma, las costumbres o cualesquiera que puedan alimentar un perjuicio racial o legal que se pueda dar en el Estado extranjero, pero yo me cuestiono ¿en dónde queda la justicia para las víctimas? Ya que se ha visto en varias ocasiones que en nuestro país se han visto casos extraordinarios en donde las personas implicadas en un delito grave, llegan a evadir a la justicia mexicana, como es el caso de Javier Duarte de Ochoa, el ex gobernador del Estado de Veracruz, quien fue localizado en Guatemala y quien fue extraditado a México, en donde la fiscalía del Estado no supo sustentar los cargos imputados en su contra y por consiguiente se les fue el caso de las manos, trayendo como consecuencia injusticia para los veracruzanos.

 

                                                 Otro caso que ha marcado a los mexicanos, fue el de Florence Cassez, quien fue acusada por pertenecer a la banda de delincuencia organizada denominada “Los Zodiaco”, en el año 2005. El gobierno al inicio se negó rotundamente a extraditar a la fémina, por ello Francia estuvo presionando al gobierno mexicano, para hacer que México devolviera a Cassez a su natal Francia. Por tal motivo, los juristas tuvieron que acudir a los Tratados Internacionales de Estrasburgo, en donde México se apoyó para que no se extraditara a esta mujer, y al hacerlo, Francia tendría la facultad de disminuir, modificar, suspender o inclusive anular los 60 años de condena que se le imputó. Debido a la presión que ejerció el presidente Nicolás Sarkozy al entonces presidente de México Felipe Calderón Hinojosa. Ambos, estuvieron negociando por largo tiempo, hasta que llegaron al acuerdo de extraditar a su país a Cassez para que cayera en manos de la justicia francesa. Pero, debido a que la SCJN le concedió un amparo debido a una violación de derechos que existió durante su detención, la cual dejó sin efectos la sentencia antes dictada, por tal motivo ese mismo día ella pudo regresarse a su tierra natal.

 

                                                 El caso más sonado en éstos últimos años ha sido la captura del Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como “El Chapo Guzmán”, quien fue capturado en México y puesto ante las autoridades competentes. Recluido en la cárcel de Ciudad Juárez, Chihuahua. Entregado a la justicia estadounidense, tiempo antes de que Donald Trump asumiera la presidencia de Estados Unidos de América. Al Chapo Guzmán se le busca en más de 14 distritos de EU, en donde se le acusa de secuestro, asesinato, entre otros. En donde actualmente, lleva a cabo su condena en una prisión de alta seguridad en Estados Unidos.

 

                                                 Por tal motivo, en algunos casos la extradición ha sido un método aplicado desde tiempos remotos para aplicar justicia. Actualmente, se encuentra regulado a través de los Tratados Internacionales y Constituciones Internas de los Estados. Por ello, su figura ha tomado fuerza debido a la necesidad de los Estados de cooperar mutuamente para la reducción de delitos y de trabajar conjuntamente para que disminuya lo más posible. Yo pienso que, mientras sea para beneficiar a las víctimas que han sufrido por los actos realizados por los criminales es una buena medida, ya que ayudaría a su tranquilidad el saber que el Estado se preocupa por su bienestar y por lo tanto se esmera por la obtención de justicia.

 


Comentarios