En México, dentro del marco jurídico en el tema de  la adopción nos hace mención de que ha sufrido diferentes reformas y adiciones desde la época del Virreinato hasta nuestros días, de manera diversa en virtud de que el derecho de familia, es materia local, por lo que se requiere armonizar la legislación, así como promover diferentes medidas como la especialización de los profesionales que practican los estudios médicos, socioeconómicos y psicológicos con fines de adopción. En los últimos años, hemos notado que   la adopción ha sido reconocida como una medida de protección para los niños que han sido  privados de un medio familiar; pero es así, la posibilidad de brindar un hogar a un menor que por diferentes causas ha crecido con la carencia del amor y la protección que solo puede encontrar dentro de la  familiar y el hogar. Recientemente el tema a debate es si la adopción por homosexuales puede convertirse en un modelo familiar que permita el pleno desarrollo del menor.  

Y  en el sentido del Derecho a vivir en familia  encontramos que en la  Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de acuerdo al fundamento de numeral  4 señala que en todas las decisiones y actuaciones del Estado se velará y cumplirá con el principio del interés superior de la niñez, garantizando de manera plena sus derechos. Por su parte dentro de  la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes,  en el párrafo segundo de numeral  2, dice que  que el interés superior de la niñez deberá ser considerado de manera primordial en la toma de decisiones sobre una cuestión debatida que involucre niñas, niños y adolescentes.  Así como   que en un principio a seguir para juramentar  los derechos de los adolescentes, niños y niñas y toda vez que dicha Ley se fundamenta  en su numeral  13, fracción IV el derecho a vivir en familia y que el Capítulo IV del Título Segundo regula dicho derecho, se observa que, para dar cumplimiento al mismo en el caso  de que un menor se encuentre bajo una situación de separación familiar, una de las alternativas para que éste pueda contar con una familia se recurre a la opción  de la adopción.

La suprema corte de Justicia de la Nación estableció la siguiente jurisprudencia:

esis: 1a. CCCLIX/2015 (10a.)

Gaceta del Semanario Judicial de la Federación

Décima Época

2010482        1 de 2

Primera Sala

Libro 24, Noviembre de 2015, Tomo I

Pag. 950

Tesis Aislada(Constitucional, Civil)

 

 

 

 

 

 

ADOPCIÓN. LOS MATRIMONIOS ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO TIENEN EL DERECHO A SER CONSIDERADOS PARA REALIZARLA EN IGUALDAD DE CONDICIONES QUE LOS MATRIMONIOS ENTRE PERSONAS HETEROSEXUALES.

 

Esta Primera Sala ha establecido en varios precedentes que la vida familiar de dos personas del mismo sexo no se limita a la vida en pareja sino que, como cualquier pareja heterosexual, se puede extender, de así desearlo, a la procreación y la crianza de niños y niñas. También ha destacado que existen parejas del mismo sexo que hacen vida familiar con niños y niñas procreadas o adoptadas por algún miembro de la pareja, o parejas homosexuales que utilizan los medios derivados de los avances científicos para procrear o tienen hijos a través de la adopción, con independencia de que se les permita el acceso al poder normativo para contraer matrimonio. Ahora bien, una vez establecido que no existe razón constitucional para negar a las parejas del mismo sexo el acceso al matrimonio y que es discriminatorio crear una figura alternativa para ellas, esta Primera Sala determina que los matrimonios entre personas del mismo sexo tienen el derecho de ser considerados para adoptar, en igualdad de condiciones que los matrimonios entre personas heterosexuales y cumpliendo con los requisitos pertinentes.

En base a la jurisprudencia presente, se hace mención que el hecho de la adopción en parejas homoparentales no es más que para brindarle una vida familiar a los  niños  y así cumplir con uno de los de los derechos de los niños para una vida digna.


Comentarios