Debemos entender que hay diferentes tradiciones y costumbres. Desde que somos niños debemos aprender a respetar lo diverso y lo distinto, sobre todo el saber que hay distintas culturas y que lo único que nos  hace diferentes a los seres humanos, son los valores, las costumbres y las tradiciones con las que vivimos.

Sin duda nuestros padres y maestros son parte fundamental y pieza clave para el conocimiento de esto, ya que son los encargados de que los pequeños aprendan acerca de todo lo relacionado a su comunidad, lo que se celebra, sus costumbres, el comportamiento de las personas, entre otras cosas y así desde pequeños puedan sentirse identificados pero sobre todo orgullosos de su cultura.

Una manera correcta de poder transmitir los conocimientos sobre su comunidad, es a través de historias y leyendas que hacen único a ese lugar al que pertenecen, de ahí la importancia que tiene el aprender desde niños esto.

Aunque por lo general este tipo de educación comienza en casa, la escuela por obvias razones se vuelve fundamental ya que esos conocimientos se ponen en práctica en el aula escolar.

Las tradiciones se deben inculcar de generación en generación y no deben perderse.

Una tradición muy importante en México es el día de muertos, aunque desafortunadamente poco a poco se va perdiendo, esta se celebra el 2 de Noviembre para honrar a nuestros ancestros, coincidiendo con la celebración católica del Día de los Fieles Difuntos.

Hay muchas tradiciones extranjeras  que pueden parecer un poco similares, incluso se compite con estas, el mejor ejemplo es el Halloween.

El Halloween es una fiesta de origen celta que principalmente es celebrada en Estados Unidos, pero que ha cobrado mucha fuerza en nuestro país. En esta celebración los niños utilizan disfraces y piden dulces de casa en casa. Antiguamente se pensaba que los espíritus podían salir de los cementerios el 31 de Octubre y así poder apoderarse de los cuerpos de los vivos para resucitar, algo que no pasa obviamente.

Las dos tradiciones tienen mucho en común, teniendo como principal a lo que es la muerte, sin embargo ambas tradiciones creo yo pueden festejarse, para empezar porque son en días distintos.

Puedes disfrazarte con tus amigos y pedir Halloween el 31 de Octubre  ser participe asistiendo al panteón, poniendo tu ofrenda los días 1 y 2 de Noviembre y sobre todo siendo parte de los festejos de México pero sin generar ningún tipo de ideas y sobre todo miedos en los más pequeños, ya que simplemente nada de lo que dicen pasa.

De lo que estoy seguro es que no porque festejemos Halloween nuestras festividades van a desaparecer, o vamos a dejar de ser mexicanos.

Son ideas de cada país que no tienen nada de malo, por lo que deben de ser respetadas ambas. No se trata de dar elegir si no solo de dar a entender lo que representa cada una de estas tradiciones, y si no quieres practicar una por alguna razón lo único que queda es respetar.


Comentarios