El escritor, humanista, traductor, investigador, crítico de arte y dibujante mexicano Rubén Bonifaz Nuño es recordado a 94 años de su nacimiento, que se cumplen hoy, como uno de los grandes poetas contemporáneos del siglo XX.

 

Fue catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Doctor Honoris Causa por la Universidad Veracruzana. Además destacó por traducir obras grecolatinas al español y por su libro El manto y la corona.

Rubén Bonifaz Nuño nació el 12 de noviembre de 1923, en Córdoba, Veracruz, pero a principios de los años 30 viajó a la capital del país para comenzar aquí sus estudios.

En su juventud se inclinó por las leyes, y estudió derecho en la Escuela Nacional de Jurisprudencia, hoy Facultad de Derecho de la UNAM, entre 1934 y 1947.

Su interés por el derecho romano empezó su pasión por los estudios grecolatinos. Posteriormente obtuvo el doctorado en Letras Clásicas, menciona el sitio web de El Colegio Nacional.

En 1960, Nuño inició su carrera como profesor de latín en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Su labor catedrática lo llevó a ser miembro de la Comisión de Planes de Estudio del Colegio de Letras Clásicas de la misma Facultad.

Así como director General de Publicaciones, coordinador de Humanidades y director de la Bibliotheca Scriptorum Græcorum et Romanorum Mexicana. Además, en 1963 fue nombrado miembro de Número de la Academia Mexicana de la Lengua, cargo al que renunció en 1996.

Desde 1972 fue miembro de El Colegio Nacional, así como colaborador de la Dirección de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) hoy Coordinación Nacional de Literatura, menciona el portal literatura.bellasartes.gob.mx.

En esos años, recibió diversas distinciones y condecoraciones nacionales e internacionales como el Premio Nacional de Ciencias en Letras y Artes, la Orden del Mérito en el grado de Comendador (1977), el Premio Latinoamericano de Letras “Rafael Heliodoro Valle” (1980), Diploma de Honor en el XXXII Certamen Capitolino de Roma (1981) y el Premio Internacional “Alfonso Reyes” (1984).

De acuerdo con la biografía del poeta publicada en el sitio academia.org.mx, como traductor transcribió numerosos clásicos grecolatinos, incluidas las obras de Homero, Eurípides, Virgilio y Horacio. Asimismo escribió ocho obras de interpretación crítica acerca de la cosmogonía prehispánica a partir del estudio de su escultura.

En sus obras tomó expresiones de la cultura popular para convertirlas en poesía, que interpretó de una manera limpia, sincera, sin caídas ni sentimentalismos.

Entre sus poemarios se encuentran: Albur de amor (1987), Pulsera para Lucía Méndez (1989), Del templo de su cuerpo (1992), Trovas del mar unido (1994) y Calacas (2003).

Rubén Bonifaz Nuño falleció el 31 de enero del 2013 a los 89 años de edad. Sus restos fueron velados en la Ciudad de México, donde autoridades y la comunidad cultural lo reconoció como un hombre con una visión múltiple de la cultura que con su obra y sus enseñanzas en el aula, motivó a muchos a abrir sus horizontes intelectuales.

 

FUENTe

 


Comentarios