Técnicas de investigación y redacción en derecho

Publicado el 01 de diciembre del 2017 a las 07:38:01 en la categoría Asómate a las leyes por Alejandro Blanno










A mis alumnos del taller de investigación de la Lic. en Derecho

Investigar en cualquier área de la ciencia representa la búsqueda de información con el afán de dar respuesta a una pregunta de investigación, sin embargo no se debe olvidar que el proceso si se busca dar a conocer, requiere de procurar la satisfacción de las expectativas del lector; en este tenor es preciso hacer las siguientes recomendaciones:

La redacción de tesis jurídicas debe implicar por lo menos un capítulo, en el que se incluya el bosquejo metodológico de la investigación, en este se debe incluir “lo que el lector necesite saber para apreciar y entender el núcleo de la tesis, nada más que eso.” (p. 231)

Es importante comprender que la investigación jurídica, “soluciona problemas de la realidad social o nos ayuda a entender mejor la realidad” (p.233)  por lo que es preciso utilizar un método y este tiene que ser propio de esta ciencia social y particular en cuanto a su propósito.

Cuando se inicie el proceso, se debe desarrollar un índice provisional, el cual “irá constituyendo un plan de trabajo” que como tal puede ir variando conforme se vaya avanzando, por lo tanto no se debe considerar como fijo, sino más bien estará supeditado en todo caso a las necesidades del investigador y la forma como sus hallazgos de vayan presentando.

“La pregunta de investigación podrá ser reformulada varias veces” (p. 235) ya que, al desarrollar correctamente el proceso bajo un orden de naturaleza deductiva, este puede ir generando constantes transformaciones.

En la selección del método a seguir para la redacción se pueden elegir por lo menos tres modelos según Dunleavy (p.238) y que son:

-El método descriptivo, en el cual el argumento se basa en las consideraciones que otros investigadores hayan considerado, para posteriormente formular una propuesta.

-El método analítico, el cual se caracteriza por la generación de una estructura basada en los argumentos del propio autor.

-El método argumentativo, el cual a diferencia del descriptivo contrasta las posiciones teóricas de diversos estudiosos del tema para finalmente generar una propuesta en la que se modifiquen o mejoren dichos criterios.

- El método mixto que se complementa por dos o más de los modelos anteriormente mencionados.

Por cuanto hace a los capítulos es preciso que estos “estén organizados internamente de forma efectiva” (p.241), en atención a ello es muy recomendable que de preferencia si se van a utilizar niveles de títulos solo se utilicen dos, es decir, títulos y subtítulos ya que al incluir títulos del tercer orden esto puede generar confusión en el lector o que la tesis que se encuentra en redacción pueda llegar a ser cansada o incluso aburrida.

López (2011) opina que dentro de los errores comunes en la redacción de una tesis se incluyen la falta de organización y el agregar demasiados niveles de subtítulos.

Para finalizar conviene destacar que “El autor de un artículo académico podrá prescindir de la macro-estructura pero no de la micro-estructura. En uno u otro caso, la pregunta deberá de estar bien planteada y la respuesta bien argumentada. De lo contrario, el autor fracasará en su intento por comunicar sus hallazgos.” (p.244)

Referencia:

Revista Ius et Praxis, Año 17, Nº 1, 2011, pp. 231 – 246 ISSN 0717 – 2877 Universidad de Talca - Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales “Para escribir una tesis jurídica: técnicas de investigación en Derecho” Sebastián López Escarcena

 


Comentarios