Alcance y limitaciones de la gestión ambiental en México

Publicado el 12 de diciembre del 2017 a las 07:16:27 en la categoría Asómate a las leyes por OSCAR YAIR ITEHUA VELA










“Las limitaciones señaladas evidencian sin embargo una serie de barreras para la implementación efectiva de una gestión ambiental, que se pueden resumir a situaciones de carácter administrativo, político y cultural, pero también a la misma presión ejercida por los mercados internacionales para posicionar los productos y servicios mexicanos de manera competitiva. Aunado a lo anterior, se observa cierta dificultad para estimular en los mexicanos la adopción de conceptos de educación ambiental por una pobre infraestructura y oferta de productos ecológicos”  (koellener Conraud Eva, 2005,pg.6)

La revisión de la gestión ambiental actual aplicada en México evidencia el esfuerzo de las autoridades, tanto políticas como sociales que se ha realizado en los últimos años y sobre todo indica una voluntad activa hacia la lucha contra la problemática ambiental.

 

 

La gestión pública de la problemática ambiental adoptada en México sufre como en muchos otros países de la falta de continuidad y de la lucha entre partidos políticos, y carece en lo general de funcionarios con una visión holística de la situación ambiental. En cuanto a la perspectiva económica y de desarrollo económico, la propia disparidad de las condiciones de vida que prevalece en el país hace compleja la integración de elementos ambientales en el fomento económico del país, por las presiones ejercidas tanto a nivel local como internacional para incursionarse en la oferta competitiva de productos y servicios. Algo similar ocurre en relación a la perspectiva educativa, la cual se ve limitada en México por una parte por el bajo nivel educativo de la población en general y por otro por una falta de infraestructura que facilite un comportamiento ecológico y el desarrollo de una conciencia verde en el mexicano.

 A la vez el interés creciente de las empresas mexicanas de sustentar su posicionamiento y permanencia en el mercado, tanto a nivel nacional como internacional, muestra una predisposición favorable para la orientación del consumo mexicano hacía uno más amigable con el entorno. Solamente se requiere proveer a las empresas de más herramientas y capacitación prácticas para llevar a cabo sus procesos de forma realmente ecológica.

 Es probable también que en un futuro no muy lejano, se pueda observar un acompañamiento mucho más pertinente y puntual de la sociedad civil en el esfuerzo empresarial para luchar contra la problemática ambiental. Y finalmente vale la pena señalar que en México, siendo un país mega diverso dotado de una gran variedad de recursos naturales, no se percibe como prioritaria la gestión ambiental en los diferentes niveles de decisión de la sociedad y tiende en la práctica en limitarse en esfuerzos de reciclado, cuando realmente podría implicar una revisión integral de todos los procesos de producción, de uso y desecho para precisamente optimizar los insumos naturales.

Sin embargo, el hecho de que algunas de las limitaciones descritas sobre los alcances logrados fueron en parte señaladas por los mismos actores de esta gestión ambiental ofrece una visión prometedora sobre la orientación futura de la gestión ambiental en México. La solución de los problemas ambientales requiere esencialmente de cambios en los comportamientos humanos y en las formas de relacionarse entre ellos mismos y como sociedades.

“Las limitaciones señaladas evidencian sin embargo una serie de barreras para la implementación efectiva de una gestión ambiental, que se pueden resumir a situaciones de carácter administrativo, político y cultural, pero también a la misma presión ejercida por los mercados internacionales para posicionar los productos y servicios mexicanos de manera competitiva. Aunado a lo anterior, se observa cierta dificultad para estimular en los mexicanos la adopción de conceptos de educación ambiental por una pobre infraestructura y oferta de productos ecológicos”  (koellener Conraud Eva, 2005,pg.6)

La revisión de la gestión ambiental actual aplicada en México evidencia el esfuerzo de las autoridades, tanto políticas como sociales que se ha realizado en los últimos años y sobre todo indica una voluntad activa hacia la lucha contra la problemática ambiental.

 

 A la vez el interés creciente de las empresas mexicanas de sustentar su posicionamiento y permanencia en el mercado, tanto a nivel nacional como internacional, muestra una predisposición favorable para la orientación del consumo mexicano hacía uno más amigable con el entorno. Solamente se requiere proveer a las empresas de más herramientas y capacitación prácticas para llevar a cabo sus procesos de forma realmente ecológica.

 Es probable también que en un futuro no muy lejano, se pueda observar un acompañamiento mucho más pertinente y puntual de la sociedad civil en el esfuerzo empresarial para luchar contra la problemática ambiental. Y finalmente vale la pena señalar que en México, siendo un país mega diverso dotado de una gran variedad de recursos naturales, no se percibe como prioritaria la gestión ambiental en los diferentes niveles de decisión de la sociedad y tiende en la práctica en limitarse en esfuerzos de reciclado, cuando realmente podría implicar una revisión integral de todos los procesos de producción, de uso y desecho para precisamente optimizar los insumos naturales.

Sin embargo, el hecho de que algunas de las limitaciones descritas sobre los alcances logrados fueron en parte señaladas por los mismos actores de esta gestión ambiental ofrece una visión prometedora sobre la orientación futura de la gestión ambiental en México. 


Comentarios