La historia detrás de la foto del oso polar muriendo

Publicado el 06 de enero del 2018 a las 07:28:53 en la categoría Asómate a la Ecología por Ramón Aragón Mladosich










 

Nada sería igual para Paul Nicklen, fotógrafo de National Geographic, quien captó la imagen más desgarradora sobre la naturaleza en los últimos meses, quizás en los últimos tiempos. Debes haber visto la foto: un oso polar famélico lucha por avanzar en una porción de tierra sin hielo.

“Mi equipo entero de Sea Legacy estaba luchando contra las lágrimas y sus emociones mientras documentábamos a este oso polar muriendo”, escribió. La imagen rápidamente se ha vuelto viral.

National Geographic@NatGeo

"When scientists say bears are going extinct, I want people to realize what it looks like," says photographer Paul Nicklen

18:00 - 8 dic. 2017

Información y privacidad de Twitter Ads

 

 

Ante lo inevitable, el fotógrafo asegura que no quería que el animal muriera en vano, así que grabó junto a un equipo de cineastas estas duras escenas. “Cuando los científicos dicen que los osos se están extinguiendo, quiero que la gente se dé cuenta de lo que significa. Los osos morirán de hambre… Es una escena que todavía me atormenta”, escribió en su Instagram.

El fotógrafo contó que hizo el registro entre lágrimas. Paul Nicklen y los cineastas del grupo de conservación Sea Legacy llegaron a las Islas Baffin a fines del verano. Quizás no imaginaron encontrar un espectáculo tan desgarrador, reseña National Geographic.

Nicklen no es ajeno a los osos, señala NG. Y explica: “Desde que era un niño que crecía en el extremo norte de Canadá, el biólogo convertido en fotógrafo de vida salvaje ha visto más de 3.000 osos en la naturaleza. Pero el oso polar demacrado, presentado en videos que Nicklen publicó en las redes sociales el 5 de diciembre, fue uno de los paisajes más desgarradores que haya visto en su vida”.

En los días transcurridos desde que Nicklen publicó las imágenes, le preguntaron por qué no intervino.”Por supuesto, eso se me pasó por la mente”, dijo Nicklen. “Pero no es como si caminara con una pistola tranquilizadora o con 400 libras de carne de foca”, respondió, indica la revista.

Además explica que si hubiera hecho algo,  solo habría estado prolongando la miseria del oso. Además, anota, alimentar osos polares salvajes es ilegal en Canadá.

En 2002, un informe del Fondo Mundial para la Naturaleza predijo que el cambio climático podría eventualmente llevar al peligro o la extinción del oso polar.

 

FUENTe


Comentarios