MI PRIMERA VEZ….Y EN PÚBLICO

Publicado el 25 de enero del 2018 a las 14:04:04 en la categoría Lee, habla y escribe por Darianne Alarcon Zamora










"Cada quien debe de tomar la iniciativa como debe de ser, cada quien debe de hacer lo que debe hacer, es bueno al final siempre hacerlo bien y sin miedo."

Thomas Jefferson decía: «cada vez que hagas una cosa, actúa como si todo el mundo estuviera mirando». Esa podría ser la solución para solucionar el miedo escénico.

Existen muchas definiciones de lo que significa el miedo escénico al hablar en público. Casi todas visualizan la palabra fracaso. Unas veces porque se recuerdan  hechos anteriores, y otras, simplemente, porque nos lo imaginamos.

A mí la definición que más me gusta es la que da Renny Yagosesky, que define al miedo escénico como la respuesta psicofísica del organismo, generalmente intensa, que surge como consecuencia de pensamientos anticipatorios catastróficos sobre la situación real o imaginaria de hablar en público.

hablar-en-publico-new-page

Otras veces sitúan el miedo escénico en una simple situación ambiental. Hemos oído tantas veces hablar de pánico escénico, hay tantos libros, artículos, vídeos y cursos sobre superar el temor al escenario y es un tema tan popular que nos parece normal sentir este miedo.

Por el contrario, si nos moviésemos en un ambiente en el que la gente habla sin temor en cualquier circunstancia, incluso improvisando (breves o no tan breves) discursos, que se expresa con comodidad y te cuenta las maravillas de dar conferencias o clases, la cosa sería muy diferentes.

Creo que si no estamos acostumbrados a hablar en público y tenemos que enfrentarnos a ello, lo mejor es que nos fijemos en gente que disfruta haciéndolo. Como nos sucedió con el profesor Jorge Maidana.

Ahora, métete en su piel y visualízate. ¿Qué sientes? Hay que pensar en positivo, y ponerse  en la piel de un orador de éxito. Sentir los aplausos y el calor de la gente.

Algunas ideas positivas para enfrentarte al público:

  • Acude con tiempo al lugar del acto

Así, además de poder explorar con calma la sala y de visualizarte en ese contexto, vas a poder comprobar que todo lo que necesitas está bien: luces, conexiones eléctricas, equipo informático, etc

  • Siempre que puedas, aprovecha la tecnología

No significa que lleves tu discurso escrito en una presentación y que la leas, por supuesto que no. Se trata de que te apoyes en la tecnología que ayude al público a captar mejor tu mensaje.

  • La gente no acude a verte sufrir, sino a disfrutar con tu discurso

Lo que todos buscamos es aprender, disfrutar y compartir ideas.

  • Divide tu discurso en partes fáciles de diferenciar

Esto te ayudará a enfrentar cada parte de forma independiente, a memorizar el discurso y a sentir que evolucionas con éxito. Además, para tu público también será más fácil.

  • Y por último, ensaya, entrena, practica

Lo de visualizar está muy bien, pero eso no significa que te abandones a la suerte. Práctica, entrena, ensaya…. Y vuelve a practicar, entrenar y a ensayar.

Autor: Juan Carlos Gallego

FUENTe


Comentarios