¿Cómo elegir nuestros alimentos?

Publicado el 17 de marzo del 2018 a las 06:52:20 en la categoría Reflexiones en el Blog por Darian Ramos García










Una de las actividades que más realizamos para nuestra vida diaria es ir a un supermercado para comprar nuestra despensa, ¿pero saber cómo elegir los alimentos?, antes que nada primero debemos asegurarnos  que los alimentos que vayamos a comprar, para una mejor alimentación, debemos analizar si el producto forma parte del “plato del buen comer” y dicho esto encontré una lista de lo que debemos tomar en cuenta en las etiquetas que nos puede ayudar a mejorar nuestra alimentación.

Fecha de caducidad: indica el tiempo de vida del alimento. Si está próximo el vencimiento, ya no es conveniente comprara el producto.

Información nutrimental: La Norma Oficial Mexicana NOM-051 establece que todos los productos procesados deben tener  esta etiqueta del valor nutrimental y lo primero que tenemos que revisar es el tamaño de la porción.

Grasas saturadas: En las etiquetas de información nutrimental separan las grasas en cuatro tipos. Las saturadas son las conocidas como grasas malas, como la mantequilla, las cuales son sólidas a temperatura ambiente y generalmente, de origen animal. Éstas elevan el colesterol en la sangre, se depositan en las arterias, lo que ocasiona mala circulación de la sangre.

Grasas monoinsaturadas: Son conocidas como grasas buenas. Convierten el colesterol malo en bueno, las encontramos en el aceite de oliva, en el aguacate y en los cacahuates.

Grasas trans: son producto en la industria. Se desarrollan a través de convertir un aceite en una margarina. Los únicos productos que no contienen estás grasas son los que tienen un óvalo verde que dice “sin grasas trans”, si el producto indica: “cero” “reducido” el producto si contiene estás grasas. De acuerdo con la ingesta diaria de  2,000 kilocalorías, lo máximo que una persona debe ingerir de grasa total son 60 gramos, de los cuáles no deben ser más de 10 gramos de grasa saturada y 2.5 de grasas trans.

Sodio: Es indispensable para mantener la vida. Conserva el equilibrio de los electrolitos en el organismo. En una dieta normal sólo podemos consumir dos gramos al día, imagínense y en lo personal no creo sólo consumir dos gramos.

Carbohidratos y azucares: los carbohidratos pueden tener fibra, almidón, fructosa o azúcar, pero, sin duda, a esta última es a la que debemos prestar mayor atención, ya que solamente debemos consumir 25 gramos al día.

Proteínas: son los que construyen los tejidos del cuerpo, pero si se consumen en exceso se convierte en grasa.

 


Comentarios