Reflexión: Taxonomía de Bloom

Publicado el 11 de febrero del 2019 a las 16:13:05 en la categoría Reflexiones en el Blog por Melanie Andrade Cortés










Taxonomia de Bloom para la era digital

“La taxonomía de Bloom hace girar el mundo de la educación”.

Visto como un modelo, existe un marco que no solo presenta a los profesores los tipos de pensamiento que nosotros, como seres humanos, tenemos, sino que también proporciona un tipo de jerarquía que elimina la posible progresión de ese pensamiento. Si podemos recordar, podemos empezar a entender. El entendimiento nos permite aplicar lo que sabemos, lo que nos permite hacer juicios sobre la utilidad de ese conocimiento, e incluso nuestro propio dominio del mismo.

Esta taxonomia se enfoca en el uso de las herramientas y en las TICs para poder recordar, comprender, aplicar, analizar, evaluar y crear. Esta propuesta por Bloom es un continuo que parte de Habilidades de Pensamiento de Orden Inferior (LOTS, por sus siglas en inglés) y va hacia Habilidades de Pensamiento de Orden Superior (HOTS, por sus siglas en inglés). Cada categoría a su vez tiene un número de verbos clave, asociados a ella.

Lo que hace que la Taxonomía de Bloom sea una herramienta tan poderosa es su flexibilidad para enmarcar casi cualquier cosa, razón por la cual hemos estado viendo muchas cosas últimamente y es probable que continuemos haciéndolo.

Ya sea que se esté creando una lista de verificación para el diseño de instrucción, evaluando un examen, hojeando una de las unidades favoritas o usándola como un instrumento de guía para comprender el nivel de pensamiento de los estudiantes en un aula, la Taxonomía de Bloom es una poderosa herramienta para cualquier educador en cualquier nivel.

Así que la Taxonomía digital de Bloom fue especialmente interesante en la forma en que combina las tareas digitales: podcasting, blogs, redes, piratería (hacking, cracking), marcadores, redes sociales, etc., con la herramienta de aprendizaje incondicional tan gentilmente presentada por Benjamin Bloom.

Temáticamente, esta es una versión gráfica que promueve la tecnología en el aprendizaje o, más bien, el aprendizaje basado en la tecnología. Claramente sugiere la carga cognitiva que requieren muchas actividades comunes de "internet", ayudando a visualizar lo que éstas actividades le están pidiendo a nuestro cerebro que haga cuando se están realizando.

El "Espectro de comunicación" enumera correctamente los canales de comunicación digital más comunes, aunque es un tanto vago o desactualizado, considerando la discusión limitada de plataformas de medios sociales específicas. Cada plataforma, desde Facebook a Pinterest, Twitter a Google+ y todo lo que hay entre ellas, tiene diferencias sutiles entre ellas que llevan el análisis cuando observamos exactamente cómo nos comunicamos.

Si bien algunas de las actividades podrían ubicarse en otras categorías, por ejemplo, la piratería, la evaluación y la creación, el resultado final es un gráfico bien diseñado que ayuda a demostrar el potencial de actividades de aprendizaje basadas en tecnología diseñadas adecuadamente. Siendo la colaboración esencial en el Siglo XXI como elemento de la Taxonomía o como un mecanismo para facilitar el Pensamiento de Orden Superior y el aprendizaje.

 

 


Comentarios