¿Tienes que hablar en un congreso? Sigue estos cuatro consejos para ofrecer una ponencia memorable 

 

La semana pasada fui invitado a participar en el congreso Innova Bilbao, un congreso sobre creatividad empresarial que ya va por su sexta edición. La charla que impartí se tituló «Comunicar para que te recuerden: las 3 claves de una presentación memorable» y pronto podrás verla en la página donde se alojarán vídeos del congreso.

Hoy quiero compartir contigo algunas de las lecciones que extraje de mi participación. Si sigues nuestro blog con regularidad, verás que son ideas sobre las que escribimos habitualmente. Con todo, me parecen tan importantes que no está de más insistir en ellas.

PREPARA MATERIAL PARA MENOS TIEMPO DEL QUE TE HAN ASIGNADO

Por mucho empeño que pongan los organizadores, lo habitual es que en actos donde intervienen muchos ponentes se produzcan retrasos. Yo siempre asumo que así será y cuento con ello. Por eso, siempre preparo material que pueda exponer en menos tiempo del que se me ha asignado. ¿Cuánto, exactamente? Lo que puedas abarcar tranquilamente en el 80% del tiempo que te corresponde. Eso fue lo que hice en esta ocasión, y no me equivoqué. Terminé mi presentación al cabo de 25 minutos y puse el tiempo sobrante a disposición de los organizadores. Mi experiencia me ha enseñado que nadie se enoja nunca porque termines antes. Muchos, incluso, te lo agradecerán.

PREPARA CONTENIDO VARIADO PARA RESULTAR AMENO

Como explico en nuestros cursos de creación de contenidos para presentaciones, «la variedad es la madre de la amenidad». Lo mejor para no aburrir es exponer material variado. Aun en formatos cortos, como una conferencia de treinta minutos, se puede (y se debe, a mi juicio) evitar la monotonía de contenidos con la mayor variedad posible. No me imagino cómo puede llegar a resultar aburrida una presentación trufada de anécdotas personales, juegos con el público, historias, bromas, chistes, e ideas poderosas.

PREPARA FRASES Y LEMAS PARA DIFUSIÓN EN RRSS

Esta es otra de las señas distintivas de El Arte de Presentar. A lo largo de los años hemos creado decenas de «pildoritas de sabiduría comunicativa» por las que nuestras audiencias sienten predilección. Breves y llenas de significado, resultan ideales para recordar y difundir los principios que explicamos. «Para hablar bien en público hace falta pensar bien en privado». «No hay buena idea que aguante una mala presentación». «Cierra PowerPoint y abre tu mente». La audiencia de Innova Bilbao no se cansó de difundir estos y otros mensajes por las redes sociales más populares, lo cual multiplicó el alcance de la presentación y, por tanto, de estas ideas.

HAZ QUE EL PÚBLICO PARTICIPE

Durante nuestros cursos insisto en que una de las peores cosas que le pueden ocurrir a un comunicador es tener un público pasivo. Yo, por lo menos, así lo siento, y por eso me esfuerzo en plantear mis conferencias como un acto participativo. No quiero que el público se acomode en una actitud de oyente pasivo. Quiero que se implique. Que todos hagan cosas. Responder preguntas. Jugar con el compañero. Reír con una broma. Apuntar un lema poderoso. Sorprenderse con una idea inesperada. De ese modo no sólo consigo que el público lo pase bien (recordemos que a todos nos gusta aprender divirtiéndonos), sino que consigo establecer ese feedback loop, ese bucle de retroalimentación que me indica que lo estoy haciendo bien, que los mensajes están llegando. En definitiva, que el público me está acompañando en el viaje al que le estoy proponiendo.

FUENTE


Comentarios