Lo más dificil que he aprendido.

Publicado el 21 de septiembre del 2019 a las 09:42:11 en la categoría Reflexiones en el Blog por Lourdes Altamirano Rodriguez










Muchas cosas me han costado bastante comprender, ya sea algo sentimental o algo físico, creo que he comprendido el por que no he obtenido el resultado deseado, pero cuando piensas que algo para ti será muy fácil de hacer, piensas que con dos o tres practicas podrás, o por el simple hecho de que alguien lo sabe hacer, crees que tú igual lo sabrás hacer y hasta más rápido.

Creía que sería muy fácil aprender a manejar, que con solo viendo sabría y es que así me conto mi papá que un día, que el solo viendo a su padre, o sea mi abuelo, y obviamente comenzando a practicar aprendió a manejar, pero vaya que oso el mío que no puede a la primera, ni a la segunda y mucho menos a la tercera.

Para comenzar solo había agarrado un coche automático que en el no pasaba de los 20 k/h y más que nada por el lugar donde estaba tampoco podía ir más rápido, así que decidí que debía tomar un curso de manejo, y la verdad que al principio no me iba nada mal, de hecho, todo el curso lo hice muy bien, aun que sudaba en exceso sabia que eran mis nervios ya que estaba aprendiendo y era estándar. Eso fue a principios de diciembre, para cuando lo termine yo estaba segura de que ya podía, que era mejor que el resto y que obvio nunca chocaría. Que buen chiste era es la verdad.

Entro el mes de enero y la verdad ya quería mi licencia, e insistí unas 3 veces hasta que por fin pude ir por ella, y yo me sentía soñada, empoderada sabiendo que ya podría manejar el coche de mis papás y les demostraría que si podía sola.

Para mi sorpresa no fue tan mala mis primeras veces en el coche el problema es que tenia que perfeccionar muchas cosas, pero eso no era lo mas grave, si no que  después de tener la licencia en enero, no agarre el coche hasta abril y aun me costaban algunas cosas, mas por ser un coche estándar, le tenia mucho miedo a las subidas, a los autobuses, a los taxis y hasta a los peatones que caminaban o cruzaban la calle.

Pasaba el tiempo y la verdad es que yo sentía que ya era una experta, pero pasaron alrededor de 6 meses desde que tome mi curso para que anduviera sin miedo, hasta que le pegue al coche y otra vez empezamos de 0.

Fue a principios de junio cuando me sentí super segura de meterme a un estacionamiento y no era la primera vez, de hecho, ya había entrado a otro que me daba miedo entrar y había logrado una “perfecta” entrada. Pero creo que los nervios y mi muy poca experiencia en estacionamientos no me ayudo y ¡PUM! Llegué a golpear la puerta trasera con un poste que estaba ahí por que no pude meterme bien en el cajón del estacionamiento. Y hay dios sí que le había dado un buen golpe por que ya que sabía que lo había golpeado seguía acelerando y toda la puerta resulto dañada. Después de eso me costo seguir agarrando el coche por que pensaba que tantito hiciera algo mal ya tendría un golpe nuevo, y es que la verdad si me espante.

Poco a poco se me va quitando el miedo de los estacionamientos o de manejar en la ciudad, aparte de eso ya estoy intentando manejar en carretera y vaya si me falta demasiado para ya sentirme experta pero es cuestión de ir poco a poco y no como yo pensaba.


Comentarios