Sólo un escalón más…

Publicado el 13 de enero del 2020 a las 07:22:43 en la categoría Reflexiones en el Blog por Ismerai Seseña Herrera










Estoy a un semestre de terminar mi carrera universitaria, posiblemente titularme por promedio para después enfrentarme a la vida real… ¿y eso es todo?

Cuando entré a la universidad mi meta era sacar puro 10, obtener una beca para tener un descuento en mi colegiatura, que mis padres se sintieran orgullosos de mí y posiblemente hacer amigos, en esos momentos debo confesar que mi visión era algo egocéntrica, solo pensaba en mi y en ser la mejor de todo mi salón. Obviamente las cosas han cambiado, no me siento la misma de hace 3 años y medio, hasta mis metas personales han ido mejorando.

En este bello proceso tuve la fortuna de que la vida fuera buena conmigo que me dio unos maestros excelentes y no solo lo digo por el conocimiento que me han transmitido durante todo este tiempo, si no porque me enseñaron que el aprendizaje va mucho más allá del contenido, que si tienes miedo debes hacer las cosas con todo y el miedo, que el no será algo siempre seguro en nuestra vida pero que aun así no debemos dejar de intentar, los maestros y alumnos también pueden llegar a ser amigos y muchas veces como tus padres, las oportunidades se dan una vez en la vida, que el tener una profesión no te asegura nada y que sobre todo ¡siempre debes hacer lo que te gusta!, es un poco de lo mucho que me llevo después de estos tres años y medio, y aun me falta un semestre con más aprendizajes que serán la cereza del pastel en el cierre de mi carrera.

Pero no todo es académico, también me siento afortunada de que en este último escalón mis amigas y compañeras van subiendo junto conmigo, vaya que he aprendido mucho de ellas, cada una tiene su forma especial de brillar, todas hemos logrado ir a congresos, aprender de nuestros maestros, exigir cuando tenemos una injusticia, apoyarnos en tareas hasta en los problemas y para cuando es necesario protestar vamos juntas. Claro que cada una de nosotras tiene su grupo especial, en mi caso son Paulina y Abril, mis amigas y prácticamente hermanas universitarias, han dejado una huella muy especial porque me han ayudado a cambiar y a ser tolerante con nuestras diversidades.

Aun no me siento triste, porque sé que aun estoy a un escalón para salir, así que las lagrimas y las despedidas vendrán después, por ahora me siento muy contenta por que he encontrado el nivel en donde me encanta dar clases y es telesecundaria, he superado muchos retos, aprendí a solucionar problemas y se que soy capaz de enfrentarme a la vida laboral, aún hay cosas que desconozco, pero sobre la marcha las iré aprendiendo. No me siento preparada, pero en la vida nunca estas preparado solo debes de intentarlo y a ver qué pasa.

Nos vemos en el próximo semestre...


Comentarios