¿Amar o depender?

Publicado el 11 de mayo del 2020 a las 08:33:59 en la categoría Reflexiones en el Blog por María Paulina Rubio Morán










Sabemos diferenciar ¿que es amor y que es la dependencia?, Nos damos cuenta ¿en que solemos vivir normalmente?

Antes que otra cosa explicaría en mis propias palabras que la dependencia es una forma de apego y el apego es un tipo de adicción. Por lo tanto depender de una persona es una forma de “enterrarse en vida” en palabras de Walter riso; Bajo los encantos del enamoramiento la persona comienza a sufrir una especie de despersonalización poco a poco hasta convertirse en un anexo de la persona “amada" llegando al punto en el que la persona sin la otra no puede ni sabe vivir y no es nada (en palabras de dichas personas), ahora bien, debemos saber diferenciar  que el deseo no es apego es decir que lo que lo define no es tanto el deseo como la incapacidad de no poder renunciar a el, es decir, existen más factores. Otro punto es que el desapego no es indiferencia, la mayoría de las personas crecen creyendo que el amor y el apego deben ir de la mano y no necesariamente debe ser así, el desapego lo tenemos como una palabra negativa y la realidad es que cuyo significado son la independencia, no posesividad y no adicción.

Debemos hacernos conscientes que el apego deteriora/desgasta y enferma, como lo mencioné antes es como una adicción que te va consumiendo lentamente y que sin darnos cuenta te entierra, te puede incluso enfermar mental, Emocional y físicamente hasta consumirte totalmente.

Es verdad que la madurez emocional es el punto un central de todo apego, concuerdo en que una persona cuya madurez o inteligencia emocional no ha sido desarrollada va a tener dificultades para enfrentar ciertas dificultades ante la frustración, incertidumbre y sufrimiento, hay un escaso autocontrol y autodisciplina. Existen 3 manifestaciones principales para saber la inmadurez emocional relacionadas con el apego afectivo especialmente: bajos umbrales ante el sufrimiento, mínima tolerancia a la frustración y la ilusión  de permanencia.

En otras palabras el amor  es el principio del realismo afectivo, es decir, ver la relación de pareja que vivo tal cual es , directa y objetiva, Sin distorsiones ni autoengaños.  El amor debe ser recíproco, independiente, irreverente, fantástico, insólito, atrevido, envidiable, trascendente, locuaz, aunque un amor así no suele ser bien visto por la sociedad, por los valores sociales tradicionales. Amar sin apegos es amar sin temores, es asumir el derecho a explorar el mundo,  hacerse responsable de uno mismo y buscar un sentido de vida , es tener una actitud realista ante el amor, asegurar el auto respeto y reforzar el autocontrol m es hacer las pases con Dios y la incertidumbre. El amor es aprender a renunciar, y este está hecho a medida del que ama, debemos tener muy presente que el amor lo construimos con lo que somos y tenemos en nuestro interior. Si eres deshonesto, irresponsable, inseguro etc, tu relación estará forjado así, por otro lado, si tu eres libre, mentalmente sano, tu vida afectiva. Tu amor será pleno, saludable, y trascendente.

Comienza hoy! Acepta el riesgo de abrazar a tu pareja sin angustias. Si tienes la certeza  sobre quién eres y hasta dónde puedes llegar, no tendrás miedos irracionales. El amor en pocas palabras es la operación por la  cual nos adaptamos al otro sin dejar de ser uno mismo, y esa unión plena de ser dos que parecen uno solo será posible hacerla con pasión y sin apegos.


Comentarios