La tesis de doctorado de Javier Duarte

Publicado el 12 de noviembre del 2016 a las 12:12:43 en la categoría Amigos por Ramón Rocha Manilla










….”la libertad económica está a favor de la participación del financiamiento público en la educación ”…
J. Duarte (tesis doctoral)

El Gobierno del estado de Veracruz implementó un impuesto denominado “Fomento a la Educación”, el cual es inversamente proporcional a sus acciones. El déficit de interés a la educación superior en Veracruz por parte de Javier Duarte es muy claro, y la rectora de la Universidad Veracruzana, Sara Ladrón de Guevara lo ha demostrado.

Es importante recordar que una de las primeras acciones del reciente gobierno de Duarte en el año 2011, fue disminuir la partida de incentivos a la investigación, vista en el Premio de Investigación Científica en Salud Intraforo (apoyado por la Secretaría de Salud de Veracruz), el cual en su primer año (2011) limitó su presupuesto 3 veces, y en el siguiente año lo suspendió o el Sistema Estatal de Investigadores, que con el gobierno de Duarte desapareció.

La idea de que un gobernarte con doctorado dirigiera el estado de Veracruz, despertó al inicio la idea del desarrollo de la educación y la ciencia, pero no fue así, mucho se rumora que Javier Duarte no ostenta doctorado, y aunque busqué con cansancio la comprobación del mismo, solo logré hallar en la página de la Universidad Complutense de Madrid una tesis doctoral que lleva su nombre. La tesis tiene por título "La gestión de la política económica en un estado descentralizado: el caso de México". La Liga de la misma se encuentra en: http://eprints.ucm.es/21008/1/T34411.pdf. Deseo comentar solo 8 puntos de reflexión que nos ofrece el manuscrito y que seguramente nos explica el bajo interés de este gobierno a la educación, a los profesores y la universidad:

1.- La mentira. La tesis tiene como fecha 2013 (aunque su última modificación data de 2014 - http://eprints.ucm.es/21008/ -), y siendo este un requisito de titulación, permitiría comprender que Javier Duarte no era doctor en su candidatura a diputado en 2009; menos en su candidatura y asunción a gobernador en 2010, por lo que en ese momento a lo mucho hubiera sido maestro.

2.- Las dedicatorias. Llama la atención que la tesis no incluye estas.

3.- La ortografía y redacción. Es común encontrar fallas como sobrecargar de mayúsculas, o escribir estas después de dos puntos, hacer uso incorrecto de tipo itálica, confundirse con la palabra Estado como gobierno, a estado como entidad geográfica, o escribir punto al final de los títulos, entre otras cosas.

4.- La citación. Las citas bibliográficas en la actualidad deben de ser integradas bajo la nomenclatura APA, lo cual da seriedad a todo trabajo recepcional, y que en el caso de la tesis de Duarte no fue empleada.

5.- El asesor de tesis. Figura como director de tesis el Dr. Francisco Cabrillo Rodríguez, conocido académico de la complutense quien se ha distinguido como crítico y opositor de la corriente de Pablo Iglesias con el partido PODEMOS, que es la alternancia de izquierda progresista española. En un artículo de Cabrillo publicado en el portal www.civismo.org (http://www.civismo.org/es/articulos-de-opinion/podemos-hundir-la-economia-espanola-), critica visceralmente las ideas nacionalistas de PODEMOS, buscando la reflexión de que la iniciativa privada controle los servicios públicos (como la educación).

6.- Sin formato científico. La tesis no tiene un planteamiento científico, la metodología es dispersa, siendo más bien, un documento descriptivo sin un cuerpo epistemológico.

7.- No plagiada. Con el apoyo del programa “Copyspider” (agradezco al Ing. Ramón Aragón), pasamos la tesis de Duarte demostrando que esta, al menos, no fue plagiada.

8.- Advertencias: tal vez, si hubiéramos leído el planteamiento del problema de la tesis (Pag. 2), lograríamos saber desde el 2013 qué futuro le esperaba a la Universidad Veracruzana. Cito una parte de lo que plantea Duarte: …”la libertad económica está a favor de la participación del financiamiento público en la educación”… “entonces, elaborar un índice de educación donde se valore una alta participación del sector privado no es estar en contra de la financiación pública de las escuelas, sino estar a favor de la competencia por los recursos fiscales y de la mejora en la calidad del sistema educativo”… Sin duda, Javier como “doctor” buscó privatizar la educación, y es claro que con nuestra máxima casa de estudios quiso demostrar su hipótesis de tesis.


Comentarios